viernes, 20 de marzo de 2020

Kampot Cambodia a Can Tho en Vietnam, cruzamos la frontera de nuevo


Sábado 22 de Febrero 2020

Hoy volvemos a Vietnam, ya falta menos para volver a casa y hoy nos acercamos un poco.


El día comienza devolviendo la moto y recuperando un pasaporte, aquí cuando alquilas se lo quedan, cosa que no hay que hacer, hemos de adiestrarlos a que se queden otra cosa, no el pasaporte, el caso es que eso es difícil nos enseño la caja donde los guarda y tenia 20 o mas... Después vamos a desayunar y conocimos un Alicantino y su novia Australiana, que reside aquí hace 3 años, su perra Luna va en moto con ellos es ALUCINANTE, una Pitbull Staford Terrier mas buena que el pan, charlamos durante el desayuno, comentan que Kampot lleva la senda del crecimiento a tope, que están construyendo dos rascacielos y cuando los terminen es posible que se vaya a otro lugar, comenta también al ser preguntado sobre por que vemos a Premuertos occidentales con tantas Camboyanas jóvenes, a ver... No niñas, pero si entre 25 y 35, osea que les doblan la edad, nos dice que no es prostitución, es una especie de acuerdo, ellas los acompañan y ellos les hacen la vida mas fácil, tal cual nos a contado, también comentamos algo de leyes etc, nos dice que tienen pocas pero que ademas no se las sabe nadie.





Terminadas las despedidas nos dirigimos hacia donde saldrá nuestro bus hacia Vietnam, que debería salir a las 10.30 y llegar en 7 horas, llega el artefacto, esta hecho polvo, nos recoje, andamos 100 metros y se para en otro lugar a recojer mas pasajeros y estamos 30 minutos, son las 11 y seguimos en Kam Pot, por fin salimos y sin mucha parada mas llegamos a la frontera, el chófer nos pide los pasaportes para agilizar los tramites, todos los entregamos, menos dos Alemanes que dicen que no le dan el Pasaporte a nadie y es lógico no se debe dejar a nadie nunca jamas, pero los chóferes de autobús se mueven bien por allí dentro, pagan 1 dolar y sale con el taco de pasaportes todos sellados de salida, menos los de los dos Alemanes, al llegar a la frontera de Vietnam, nos miden la temperatura con una pistola láser de esas cutres que les aprietas un botón, las usamos para saber la temperatura de piezas de motor o saber la temperatura de una nevera o Aire acondicionado, firmamos un papel jurando por Snoopy que estamos perfectos, nos hacen pasar las mochilas por un scaner de aeropuerto y suena la flauta, me hacen abrir la bolsa con el material de foto y vídeo, se la abro, y el tipo no sabe lo que ve, le saco un objetivo, le saco otro, el chico mira a la que esta en la pantalla como diciéndole, que lleva? Yo saco una cámara y se la enseño y le pregunto en español, has visto alguna de estas? Se cansa de ver cosas sin saber bien que son, cables, discos duros, cargadores... Creo que busca el Drone, pero ese aunque esta en la bolsa, no se lo enseño...







Nos devuelven los Pasaportes, y nos dirigimos al autobús, por que en la frontera se cambia de autobús, si, con el que llegas no es con el que te vas, cosa difícil de entender, tan cacharros son los de un lado como los del otro, nos dirigimos al autobús que resulta ser una furgoneta de 7 personas, nos metemos 9 como podemos, y faltan los 2 Alemanes, que como han echo el tramite por su cuenta han tardado mas, nos metemos como podemos unos encima de otros, con 16 o 18 mochilas... Parecemos el coche de los payasos de la tele, nos dice que en 10 min llegamos a la oficina, como no? Es un bar donde te hacen esperar 30 minutos a que nos recoja otro autobús, mientras tanto conocemos a dos Gallegos, Padre e Hijo, no hablan ingles apenas pero se lo pasan en grande, demostrando así, que no hace falta ingles para nada, solo las ganas de hacer las cosas y muy poca vergüenza, llega el nuevo autobús, nos acomodamos, arranca, cruza la calle y se para... Nos dice que otros 30 minutos, que al final es una hora, por fin arranca, nos ponemos en marcha, vamos cómodos por que no hay mucha gente, a medida que se va llenando, va a peor, ademas de la incomodidad, los pitidos constantes y que han subido dos madres con sus retoños a compartirlos con todos, llantos y dibujos animados en Vietnamita a toda ostia, ademas de la radio con música Camboyana del autobús, el viaje se alarga por 10 horas, tenemos la cabeza como un bombo.


Al bajar del autobús nos abordan a grito pelao los Moto taxistas, ademas se te ponen super cerca y no me dejan hablar con Marie, se asoman a tu móvil para saber donde vas, hasta que me planto y pongo orden, empujo a uno y al otro lo mando un par de metros palla y como si fuera un Jedi, les mantengo la mano alta, funciona, se han quedado donde les he dejado, tendré poderes de tanto ver Star Wars?  Hemos viajado en el autobús con los Alemanes, nos ponemos de acuerdo para compartir un taxi, y así hacemos, los moto taxistas se quedan perplejos al ver tanta determinación y sabiduría... No saben que llevamos 3 meses lidiando con ellos, sabemos 4 trucos.



Mercado flotante del Mekong



Llegamos al alojamiento, y no han recibido la reserva, enseñamos la nuestra, no nos esperaban, hacen la habitación como pueden, Booking no les ha mandado nuestra reserva, pensamos que no podríamos quedarnos, estamos super cansados y no queremos empezar a buscar de nuevo, nos enredan con preguntas y chorradas referente a la reserva, incluso nos dicen si queremos ir a otro establecimiento que tienen, les decimos que NO, que si hay problemas que lo digan y lo pondremos en la Reviuws de Booking y en  nuestro blog, les damos una tarjeta... de repente hay una habitación, aunque esto da la sensación de estar completamente vació, ducha y cama, se acabo por hoy.





Marie de ruta en bote por el Mekong














No hay comentarios:

Publicar un comentario