martes, 30 de julio de 2019

Sifnos, entre Paros y Milos, una Ciclada especial





Llegamos desde Syros donde hemos estado unos días estupendos, recorriendo la isla en moto, la navegación hasta aquí, casi a vela completamente, pero incomoda, con una ola importante, creada por los días de viento anteriores, vamos con poco viento y mucha ola, pera así es nuestra vida, no nos vamos a quejar.



Aquí pasaremos unos días, resguardados de un Meltemi, que no parecía muy potente, sobre 30 nudos, pero escribiendo estas 4 palabras, las rachas son de 40 nudos, como siempre estamos al fondeo, como ya he dicho el Tepai, se lo vamos a quitar a ellos, no vamos a puerto.











Aquí en Sifnos esperaremos a nuestro amigo Antonio, armador del Thor Décimo, que paso su invierno en Crotone, salio hace unas semanas, llegara hoy, por la tarde noche después de resolver algunos inconvenientes burocráticos en Milos, así como mecánicos, Pino del varadero de Crotone, la a vuelto a liar...










Por fin tenemos la barbacoa, que compramos en Crotone, a Pascual, un levanta claras que nos a regalado Maria y Luciano y una botella de vino de Roberto el tapicero, por la mañana salimos de excursión por los pueblos vecinos de Apollonia y Kastros, este ultimo espectacular de bonito, aunque la caminata a las 15,  fue cuesta abajo, se izo notar, ya que a la hora de la siesta no se deben hacer esfuerzos de este calibre, el  cuerpo lo nota y se revela...


 Marie y Maria, una tripulante del Thor Décimo.





En algun momento, la famosa Honda Monkey, fue muy vendida, en todo el mundo, pero aquí en Grecia hay muchísimas, las usan para todo.



Al día siguiente, Antonio que va acompañado de dos amigos, Manuel y Maria, nos invita a pasar el día en una cala cercana, vamos con el Thor, tan solo 25 minutos, pero reconozco que seguramente es el barco mas rápido en el que he navegado,  es un barco de regatas rapidísimo,  me a gustado la experiencia aunque te tiene que gustar para tenerlo todo el tiempo, hay que trabajar de lo lindo para que rinda, trimar aquí y allá, ángulos, aparente, grados, escora... Nosotros ponemos las velas y miramos de chocarnos con nadie y poco mas, esa es nuestra navegación a vela.








La bandera Española, en el Thor, que pena que sus costes la hagan imposible para una navegación como la nuestra. 











sábado, 20 de julio de 2019

Syros, Capital de las Cicladas



7 de Junio de 2019


La capital de Syros es Ermupoli que a su vez es la capital de las Islas Cícladas. Es de paisaje montañoso y árido, especialmente en la parte norte, mientras que el sur es llano y fértil. Está rodeada de pequeñas bahías, cabos y los grandes golfos de Finicas al oeste y Hermupolis al este. Entre estas bahías se forman las playas y calas más espectaculares. La isla conserva, en gran medida, su antiguo carácter señorial combinado con su hermosa naturaleza y paisajes, sus encantadores pueblos, así como numerosos monumentos históricos y arqueológicos. Con la colonización jónica se funda la población de Hermupolis. Una de las vistas más bonitas de la isla es la que se tiene desde el mar de Hermupolis. Su arquitectura, aunque cicládica, posee características propias. En época medieval, la isla, al igual que el resto de las Cícladas, fue ocupada por los venecianos que convirtieron a la mayor parte de la población a la religión católica. En la actualidad, la población de Siros conserva un importante porcentaje de católicos en relación con el resto de Grecia, país mayoritariamente ortodoxo. Debido a la importancia de su puerto marítimo, Siros fue una de las islas que más refugiados recibió tras las diversas guerras de Grecia con Turquía, sobre todo en 1922, tras la ocupación de Esmirna por los turcos (la llamada catástrofe microasiática). Algunos de los refugiados microasiáticos trajeron a Siros su música popular que, enriquecida con otros elementos, convirtió a la isla en una de las cunas de la música rebétika. Siros fue la patria de Márkos Vamvakáris, para muchos el mejor compositor de rebético de todos los tiempos y el primero en grabar un disco de este género musical. Una de las canciones más famosas de Vamvakáris tiene precisamente por título la Francosirianí (es decir, la muchacha católica de Siros). Es una canción de amor conocida por todo griego; con el adjetivo "franco" hace referencia a la condición de católica de la muchacha. El coche es aconsejable pero, como en otras islas, se puede prescindir de él y utilizar los autobuses de linea regular. Otra alternativa es el alquiler de motocicleta.


 Las chicas se metieron en el ayuntamiento, como si trabajaran en el.







Seguimos con problemas en la nevera, como no se para, consume mucha batería, nos decidimos a instalar dos mas, de lo cual no hay foto, pero llevarlas en la moto, fue duro, las compramos en Ermopoli la capital, se me rompió el portabultos de la moto, no por las baterías, ya estaba roto de antes, en una excursión anterior Marie y Monica lo repararon, ver el vídeo en youtube...









como digo el portabultos se rompió, la idea es soldarlo, fui a un taller cerca del fondeo, el mecánico al ser viernes e cito para el lunes a las 9, sabéis quien estaba a las 9? yo solo... en el talle un chico que no sabe soldar, le digo que me lo deje soldar a mi, me dice que no, le digo que espero media hora o me voy a otro sitio, llega el jefe, que al verme e dice que estaba liado... se pone a repararlo y la verdad es que hace un buen trabajo, creo que esta mejor ahora que de serie, pues lo hemos reforzado con una varilla maciza por el interior, Sumco debía tomar nota, aunque el portabultos lleva una pegatina de no cargar mas de 4 kilos, le he metido 25 muchos veces, incluso mas...













Tengo un vago recuerdo de esta isla, exceptuando la taverna Nikola, en el interior, arriba de una montaña, precio bueno y calidad excepcional.

















sábado, 6 de julio de 2019

Mikonos, ni fu ni fa...



2 de Junio de 2019.

Me resistí lo que pude para no visitar esta isla, pero por el bien y la paz en la flota, tuve que acceder.


Las 5 millas que nos separaban desde Delos, hasta el fondeo de Korfos en Mikonos, no solo son 5 millas, es una distancia astronómica, es como hablar de distancias entre galaxias, son como dos planetas distintos en galaxias distintas, Mikonos no me a defraudado, es tal y como pensaba que seria, una Ibiza, un Magaluf, un paseo marítimo de Palma e igual a tantos otros sitios que el turismo de masas a podrido, yo he contribuido a crear, fomentar y explotar zonas como esta, por eso ya no las quiero, no me gustan ni para un ratito.















Llegan Ferris con miles de personas, que desembarcan en pequeñas lanchas para bajarse en el pueblo y perderse por unas calles estrechas, repletas de tiendas de ropa, de moda, de gafas, de joyerías, relojerías, restaurantes y souvenirs, no hay otra cosa, hasta el Pelícano que estuvo aquí una vez se a largado y no me extraña.


Estar ayer en un fondeo, solos, viendo una puesta de sol con todos los naranjas imaginables y hoy en otro donde la música en los barcos y las olas producidas por dingis a reacción, te dejan en shock, entiendo que a las persona que no han visto ni vivido en una zona turística de este tipo le pueda gustar,  pero yo he nacido y crecido con turistas de estos, en sitios como este y no me gusta ni un poco.









He visto los precios de un café con leche, a 4.80 euros, en un sitio en el que las sillas son de esas de madera pintadas a brocha, gafas de 400 euros, ropa que no se pone nadie por la calle y tiendas de diseño todas vacías, una marabunta de turistas de crucero, con sus trajes de noche aunque es de día, todo muy muy fashion, andando por calles que hasta hace 30 años podían ser atractivas, ahora pasan ordas de turistas empirifollaos, a la caza de cualquier cosa que no tengan en el barco, a las 20 de la tarde todos abordo, no hay que llegar tarde al rancho del todo incluido.



No vimos ni un solo Griego que viva en Mikonos, capital, deben haber sido empujados, como los animales que se quedan sin selva, van migrando donde puedan estar tranquilos y seguir con sus vidas, pero la isla es pequeña, deberían ir buscando otra, afortunadamente hay miles de ellas, esta ya esta rota.








Nos quedamos un día mas,  para ver el museo donde esta gran parte de lo que se encontró en Delos, según nuestra guía e Internet el museo cierra los lunes, pero no, cierra los martes o cuando les va bien, el caso es que nos quedamos un día mas por el museo y no lo vemos, Marie aprovecha para ir en autobús por la isla, yo regreso al barco por que el mero echo de ver en la bahía de Mikonos 5 transatlánticos que vomitan personas sin parar, estas al llegar a tierra y dar la vuelta al pueblo, le dan otra y otra y otra...










Cuando llego al embarcadero donde hemos dejado el dingi, hay embarcaciones de pesca locales y otras embarcaciones como pequeñas lanchas y botes, un Policía me prohíbe el paso poniéndose en medio de mi camino, al ver su chapa del tipo sheriff leo que pone, Segurity Costa Crucero, pero han copiado los trajes a la perfección, parecen a simple vista Policías, sin pensármelo lo aparto de mi camino con paso decidido me voy al dingi, mientras le digo que llame a la policía, me sigue para comprobar a donde voy y cerciorarse de que no me subo a una de sus lanchas para embarcarme gratis en su crucero, al que no subiría ni cobrando...






 Marie, se descubre como una buena fotógrafa.







Visitada queda, y todavía queda otra parecida, Santorini...