lunes, 20 de febrero de 2017

Nos vamos a por el.

En unos pocos días nos vamos a por el, los preparativos llevamos semanas haciéndolos.

La travesía para ser un barco del que no sabemos nada es importante, desde Port Napoleón cerca de la camargue, hasta Ciudadela como primea etapa. Llevamos mas de 130 Kgs de materiales y herramientas, en maletas, si en maletas, es lo que pasa cuando vives en una isla, tenemos preparadas 6 maletas.





Como digo el barco hace algunos  años que no navega y que esta en seco, el barco, no tiene amarras para cando lo echemos al agua, no funciona la cocina que aunque no parezca importante, pretendemos vivir abordo lo antes posible y eso obliga a que se la primera reparación a abordar, las baterías tampoco están en su mejor estado y como los enrrolladores de velas son eléctricos, para una primera navegación, también serán compradas y sustituidas allí, tampoco va uno de los extractores de aire caliente de la sala de maquina, llevamos uno por que allí no se donde encontrarlo, ni como se llama, todo esto en cuanto a cosas que mejorar para hacer el barco minimamente seguro. En cuanto a la navegación, imaginaros barco sin electrónica ninguna, varios años cerrado, la ultima vez que estuvimos desmontamos toda la electrónica existente menos el cableado que no sacamos por falta de tiempo, llevamos un Gps Garmin 721 xs, ordenador portátil con Opencpn, y tablet con navionics, chalecos salvavidas automáticos, material de navegación como cartas de papel, transportadores, prismáticos, manetas de winch, filtros de aceite y gasoil, rodete, correa de servicios, herramientas para afrontar casi cualquier trabajo que pueda acontecer y para instalar lo que llevamos a todo eso añadir ropa para 10 o 20 días que tardaremos en llegar hasta palma entre los días de trabajo allí y lo que tardemos en traerlo. Si estuviéramos en la península, lo meteríamos en el coche y se acabo, pero los billetes tienen un limite de peso para las maletas que sobrepasamos de largo, con sus penalizaciones, luego mételo en un coche y desde Barcelona 6 horitas. Eso es una parte de vivir en una isla, aunque no la cambio por nada.