domingo, 13 de noviembre de 2016

Creo que lo hemos encontrado


12/10/2016

Encontramos nuestro barco, el que a de llevarnos en la aventura de nuestra vida. Después de muchos emails, fotos, decepciones, viajes, emails, emails, y dinero gastado, en Port Napoleón, en la zona de la Camargue en Francia.




Quedamos por la mañana del Martes con el bróker que nos lo había de enseñar, nosotros nos adelantamos y fuimos el Lunes por la tarde, cerca de 300 barcos en seco hicieron que el trabajo de encontrarlo no fuera sencillo ni rápido, había varios Amels Santorin, todos Sloop, ya empece a sospechar que quizás el bróker me mando fotos de otros que había en venta.... pero me habría echo salir de Mallorca hacer tantos kilómetros para enseñarnos un barco que no es el que buscamos? Después de tantas decepciones con brokers que dicen unas cosas por otras, o te mandan fotos de otros barcos o te intentan vender uno cuando has ido a ver otro por qué su comisión es mas alta... volviendo al tema que me pierdo, ya caía la tarde, no quedaba mucho tiempo de sol y pocos pasajes del varadero que escudriñar, quizás el ultimo rincón, caminamos ya blasfemando en arameo hacia el ultimo rincón y de repente veo una linea roja característica de los Amels, en el fondo del fondo, un paso mas y caemos al agua vamos... después de cuatro salidas y algunos barcos vistos, espero que este Amel Santorin llamado Filao II sea nuestro.... quien sabe como se llamara. Sin duda no es el mejor que hemos visto, tiene 24 años, necesitara una buena dosis de cariño y paciencia, también de euros para que engañarnos, pero la base es buena, es un Amel, poco mas que añadir, no fueron barcos construidos ni pensados para alquilar, no es bonito, ni blanco, ni el mas cómodo, su teka no es de Birmania, no tiene 5 camarotes, ni literas, pero es seguro, marinero, ketch, bañera central, velas enrrollables eléctricas, quizás nos equivoquemos pero es el que hemos elegido, el tiempo da y quita razón pronto lo veremos.







Esta unidad en concreto, le cayo un rayo bastante cerca en Panamá y se le fundió toda la electrónica, no funciona nada, como sabéis yo soy electricista con lo que este detalle no es un inconveniente, mas bien una ventaja a la hora de negociar, hay que dotarlo de arco de popa, placas, electrónica, emisoras, blu, etc, etc, ademas de las pequeñas averías y roturas acumuladas en estos 24 años, según nos han dicho por los puertos y varaderos que hemos visitado en este año, los Amels no son barcos flojos de acastillaje, cierres, tensores, fibra... etc, de echo nosotros hemos tenido barcos de varios astilleros y ciertamente hay diferencias, al cerrar puertas, ruidos del suelo, temblores, vibraciones aquí son inexistentes, es cierto que todos son iguales, son lentejas... o si o no pero no podías ir al astillero a decir.... oiga me lo pinta de verde? Quiero el aseo así o asa... por que te mandaban a tu casa, son lentejas, o las comes o las dejas, lo de los aseos es duro, no pueden ser mas feos, funcionales pero horrorosos, Marie eso lo lleva fatal, tendremos que tomar medidas y decorarlos, mejorarlos... no se.



Pero amigo, cuando entro en esa sala de maquinas, amplia, limpia, con espacio para estibar, poder ver el motor y acceder a cualquier pieza sin ser contorsionista o tener que sacar el motor del barco para acceder a algo, y que decir de los mamparos estancos anticolision, el cofre de popa que esta incomunicado del camarote de popa, el camarote de popa con su puerta de cierre hermético por si es necesario sellarlo seguir navegando, lo mismo con el camarote de proa también con su puerta estanca, hacen que estos barcos me recuerdan a los submarinos, toda la seguridad pasiva que podamos llevar es bien venida.