De Turista a Viajera


Del 12 al 14 de Julio 2017

Estimado Pueblecito de Carloforte,


Hace unas semanas no sabía que existías.
Te fundó Carlos Manuel III en 1738, recibes el nombre de tu fundador.
Para descubrirte solo se puede llegar a tu tierra en barco, así lo hice yo como viajera con mucha satisfacción después de una larga travesía desde mis islas queridas, Las Baleares. (43 horas desde Fornells en Menorca).
Al llegar me tomé una cerveza, pedí una “birra” típica de aquí. Me contestó la camarera de aquí no hay pero del continente sí. Qué curioso verdad, como si tu no pertenecieras a la gran Isla de Cerdeña.
Es buena y suave se llama “Ichnuso”, la etiqueta es la antigua bandera con los cuatros moros mirando hacia la izquierda.
 




Desde Portovesme y Calasetta salen ferries con algunos turistas, no muchos ya que solo vi 3 pequeños hoteles  y algunos B & B en casas particulares. (Siempre me fijo en ellos por defecto profesional.)
Sin embargo también hay trabajadores que cogen un ferri por la mañana con sus neveritas azules llenas de provisiones para la jornada y regresan por la tarde a sus casas en la Isla de Sant Antiocho.

Pasé contigo dos escasos días, pero tuve tiempo de verte y disfrutarte.
Eres la única población relevante de la isla de San Pietro, perteneciendo  a Cerdeña.
En tus calles se habla una lengua en extinción, el tabarquino.
La historia de tu lengua dialectal es bien peculiar puesto que procede de colonos africanos de la isla de Tabarca.
Tus jóvenes estudian El tabarquino en las escuelas junto al italiano. 
Tus escuelas se ven desde el mar arriba de tu colinita sobre todo la escuela elementaría de color roja donde niñas y niños están separados.
Fuiste fortificada para resistir a los ataques berberiscos, en la cima de tu pequeña colina  está tu muralla, no muy alta, con la Puerta de León. Tu “Porta Leone” es originaria del sistema amurallado de defensa del siglo XVIII y lleva este nombre por la erosionada cabeza de león que se distingue en el arco.






Me gustaron muchas cosas de tí.
Tu hermoso “lungo mare”, en frente de los muelles y de las Marinas que al anochecer se convierte en un lugar de encuentro y caminatas.
En medio se encuentra la plaza Carlo Emanuele III, en cuyo centro se alza un monumento en honor al Rey de Saboya.
Es una delicia pasear por la animada plaza repleta de gente con gran aire provinciano.
 

En frente de este monumento está la oficina de turismo, que está abierta por la tarde. Por la mañana hay un quisco de madera unos metros más abajo en el muelle que desempeña el mismo papel. Ahí me paré yo para pedir un mapa de tus calles y sugerencias de restaurantes. Me atendieron muy amablemente a pesar de estar cerrando.

Tus callejuelas decoradas con la ropa tendida en las ventanas o en los balcones. Pasear con calma por ellas me transmitió mucha tranquilidad y paz.
Por la tarde de 14h a 17h tus habitantes desaparecen y estás desierta.
Tus casas de colores pasteles son bonitas, algunas tienen mucha clase colonial.



Las puertas de las casas de tus habitantes tienen una cortina larga delante en el exterior, seguramente para tener privacidad cuando la abren por el calor.
Tus balcones de mármol que a menudo están adornados.
Tus arcos y escaleras a lo largo de tus entrañas.
Tus persianas de madera que tienen dos pequeñitas aperturas que se abren hacia arriba.









Tus habitantes que se desplazan en bicis o en vespas. A menudo con bici a motor ya que estás dominando el mar desde una colinita. Las calles de tu parte antigua son muy estrechas para que haya tráfico y ruido. (Una de las últimas cuidades de visité fue Dehli en La India, puedes imaginar la diferencia ¡).



Tus iglesias también me gustaron mucho. Desafortunadamente solo pude ver dos, las que estaban abiertas, y descubrí que tienes una ruta Napoleónico que data de 1798 a 1808.


La Iglesia de San Carlo Borromeo, el interior me pareció guapísimo en blanco y amarillo con muchos detalles y esculturas pero lo más espectacular al entrar a la izquierda “La Piedad”, una de las 5 obras más famosas de Miguel Ángel.
(me acordé de la verdadera y hermosa que vi en la Basílica del Vaticano).





La Iglesia de San Pietro, que se encuentra en tu barrio más reciente, me sorprendió por ser tan moderna y sobre todo por no tener el campanario en la edificio principal de la iglesia sino apartado unos metros y de color rosa.
La madera es el material predominante en su interior: su techo es espectacular, el altar del cura y donde está el agua bendita, ambos de madera y en forma de barca.





Tu refrescante plaza de la República me pareció genial con 4 enormes árboles, sitio ideal para los juegos de tus niños, el descanso de tus turistas y las charlas de tus mayores.


Tú también eres ya mayor, se nota en las baldosas antiguas de tus tiendas que son muy pequeñas para embarcar todos los productos. Entonces el resto de la tienda o el almacén se encuentra en la callejuela de enfrente. Qué curioso cuando el comerciante me dijo sígueme y me llevó a otro local a 3 metros cruzando el callejón.
Tus locales comerciales también me llamarón la atención  porque los productos están expuestos en la cera, llenos de polvo, y tus escaparates son muy simples, a menudo hechos a mano.




Una de tus tradiciones me interpeló porque es la primera vez que la veo: cuando nace un bebe, los padres colocan en la puerta de su casa un lazo con un biberón ( rosa o azul) anunciando “é nata una Bimba”. Estos mismos lazos los vi también colocados en la Iglesia de San Pietro. Seguramente una ofrenda para que Dios proteja al recién nacido.



Qué bonito paseo ofreces a tus habitantes, que da la vuelta a las salinas con un pequeño canal lleno de barcas. Lamentablemente no vi ninguno flamenco.


Tienes renombre por el atún. (Pesqué uno a pocas millas de ti). Tu isla se encuentra en la ruta del atún rojo que proviene del Atlántico. Los atunes siguen siempre la misma ruta hacia el Mediterráneo y justo entre Cerdeña y Sicilia, van a criar durante la primavera. Para tus isleños la captura y procesamiento del atún es una antigua tradición que, con el tiempo, se convirtió en su principal actividad productiva. Cada año alrededor de mayo, se organiza el “Girotonno”, o la matanza del atún.




Nunca olvidaré los buenos olores al pasear por tus callejuelas  y la deliciosa pasta al dente que saboree en uno de tus restaurantes más populares “ A Galaia”: un excelente pasticcio alla carlofortina (una típica pasta mixta, condimentada con pesto, tomate y atún) o los deliciosos spaguetti en el “ Ristorante L´Oasi”.
Tus restaurantes cobran el “Coperto” de 2.50 € por persona.




En el supermercado, la gente me miraba sorprendida por escuchar hablar Español. 
Aquí las bolsas son gratuitas.

No tengo nada negativo que decir de ti solo dos curiosidades.
Para llegar a la entrada de tu bocana tuve que vigilar los numerosos palangres que hay dispersos por el canal. Son simples botellas de agua o detergente, o bidones demasiados pequeños para mi gusto ya que con el oleaje y el sol no se ven.
Son redes de pescadores porque las vi después en el resto de la costa y en los muelles.
Que sepas que es peligroso, la hélice del barco las puede enganchar.
Tus habitantes por la noche sacan las bolsas de basura a la calle. No hay contenedores.
Esto pasaba en España y en Portugal incluso en Francia pero hace muchísimos años. Unos de los motivos que me hizo pensar que aquí se había parado el tiempo cuando salí la primera noche.
Eso quita un poco el glamour de tus calles pero nada más.

Eres pequeño, un día es suficiente (incluso una mañana o una tarde) para conocerte, apreciar tu lado pintoresco, romántico y respirar tu atmósfera antaña.
Con más tiempo hubiéramos poder ser grandes amigos pero otros como tú me están esperando.
Me olvidarás pero yo a ti nunca porque eres el primer pueblo que descubro en el principio de mi nueva vida.

Marie 
(Tripulante del P´tite Marie)

                                  
*******************************************

Contactos de Marinas en Carloforte
Las contacté por e-mail.
Las dos nos contestaron en seguida.

SIFREDI          VHF   15
Porto di Carloforte - Isola di San Pietro - Sardegna
09014 CARLOFORTE CA
Tel.
+39 0781.857008
Tel.
+39 335 6059524

marinesifredi@gmail.com

Estuve en esta.
Servicio y trato impecable: me vinieron a buscar a la bocana, me acompañaron al amarre.
Moqueta verde en el pantalán principal, baños y duchas limpias pero ojo cierran a las 21h.
Me dieron un pase magnético para ello con un depósito de 5 euros.
Hay Club/Bar muy agradable y chic con un piano negro.
Está a menos de 5 minutos andando del paseo marítimo del pueblo.
Es la más barata y en la oficina en el momento del papeleo negocié un poco a la baja.

 Marine Service Carloforte Piccola coop.
Sede legale Carloforte –09014-Via XX Settembre 107
Pontili :Località Spalmadureddu - Via Dei Cantieri S.N
P.IVA. 02466880925
Tel e FAX 0781 856533 cell. 338 203874