jueves, 5 de noviembre de 2020

De retirada al cuartel de invierno... Rodhes

 


Jueves 22 de Octubre de 2020


Hace ya unos dias, que empezamos a bajar al Sur, desde Samos, la isla mas al Norte de este año, hasta Rodhes donde pasaremos el invierno en un puerto.


De Samos a Patmos, navegamos a vela, apenas 2 horas nos separaban del fondeo que habíamos escogido, poco que mencionar si no fuera por los dos pesqueros de arrastre que no arrastraban nada, me vieron desde muy lejos como yo a ellos, por los prismáticos los vi en perfecta formación y sin nadie en el puente, espere y espere, hasta que la colisión se veia inminente, tuve que maniobrarlos, imaginar, meter el motor, caer a una banda meter las velas a la contra, esquivarlos y volver a rumbo NAVEGANDO A VELA!!!  una vez mas los profesionales del mar, me demuestran ser unos incompetentes con licencias regaladas por sus cofradías, por viejos o pesados, muchos de ellos ni escribir saben, como van a sacar una licencia de patrón?  Por cierto que eran Turcos, pero esto me a pasado en todas partes.


De Patmos a Lipsis, ni mención ya que navegamos a motor las dos horas que nos separaban, pasamos unos pocos días, dedicándonos a nada en especial...


De Lipsis a Leros, una bonita navegación para la que esperamos a tener un Norte bien establecido, también fueron dos horas en las que con Roberto nos divertíamos a hacer regatas de caracoles...  Al llegar nos fuimos al fondeo por que esperábamos de 30 a 40 nudos de SurEste, este no es un buen fondeo para ese viento pero solo serian 12 o 15 horas, no queríamos ir a otro fondeo y luego volver, nos quedamos dando tumbos una noche.


Al dia siguiente entramos en Puerto, queríamos hacer la capota que no pudo ser, el Trifone se quedo en el fondeo, he actualizado la entrada de Leros para que veáis lo que allí paso en esos días intensos.


De Leros a Giali, 40 millas de pura vela, en la que tengo en dudoso honor de llegar el ultimo pero a vela exclusivamente, esa noche con viento la pasamos estupendamente al sotavento de la cantera, pero el dia siguiente fue una tortura, lloviendo y vientos del Este que entraban con una ola y onda en el fondeo y no había solución, en esta zona no hay ningún fondeo para ese viento.

El Trifone se va a Nisiros a visitar la isla, nos quedamos con Miss Regina que recuperamos en Leros, el viento va calmando y las lluvias también, con ellos la ola también calma, pero la onda persiste, nos damos uno de los últimos baños de esta temporada...


27 de Octubre de 2020

Navegamos las millas que nos faltan hasta Simi, donde estamos ya hace unos días, concretamente en la bahía de Panormitis que Roberto y Romina no conocen, la travesía transcurre entre motor y vela, aunque la popa cerrada no nos conviene mucho por que nuestro barco con popas no anda bien, cubrimos las millas con mas pena que gloria, no por ir o no a motor a ratos, si no por que sabemos que estas son de las ultimas millas de un verano raro, donde empezamos confinados en Poros, sabemos que estas son las ultimas millas.


En estos dias, hemos tenido lluvia, cielo cubierto y poco viento, a excepción de hoy que hemos tenido rachas de 20 nudos, pero el fondeo es bueno, una laguna increíble, los seguidores del blog y la conocéis de entradas anteriores, largos paseos y una estupenda fiesta de cante y risas que ya echábamos de menos, dias estupendos, sin olvidar que se acerca el final de la temporada.


Salimos a comprar pan con Javi y Mónica, y mientras estamos charlando, Javi me comenta... Oye aquel que va por alli no es George? automáticamente le digo que no que es imposible, George esta en Rodhes, esta muy lejos pero el moño de pelo gris, se le parece muchísimo, salimos a la caza, nos acercamos mucho, el aprieta el paso, parece que huye, al final e damos caza y efectivamente es George, el dueño y señor de Mandraki, el puerto donde pasaremos el invierno, nos dice que a visto los barcos en el fondeo, ( Aunque no había dicho nada, teniendo todos nuestros teléfonos )  muy amable como siempre charlamos un poco, nos cuenta que a venido a rezar a este monasterio que es uno de los tres mas importantes de Grecia y que se vuelve a Rodhes en el mismo día, mientras conversamos nos pregunta que cuando entramos y en ese preciso momento se hace realidad el pensamiento de que esto se acabo, nos emplazamos a entrar entre el Sábado y el Lunes, meteo mediante, eso será antes de 3 de Noviembre para evitar el pago de un nuevo Tepah, ( ese impuesto que solo existe aquí ) nos despedimos de George al que veremos en una semana.




1 de Noviembre de 2020


Navegamos de Panormitis a Pedi donde nos amarramos al puerto que estaba desértico, una navegación a motor sin mas que añadir, Javi se nos unió mas tarde de forma que estuvimos los tres barcos en el puerto, el Trifone zarpo al día siguiente hacia Rhodes, tenemos fecha de entrada el Lunes día 2 piensan dormir fuera en el fondeo y entrar al día siguiente temprano para hacer el papeleo de entrada, nosotros nos quedamos a disfrutar de un día mas.


Escribimos a George, el capo de la marina Mandraki, para avisarles de que llegaremos mañana, nos contesta diciéndonos que por favor lleguemos todos juntos, de modo que nos tendrán que esperar a que lleguemos, para entrar al puerto.


A las 9 ya tenemos todo listos y desayunados, nos desatracamos y ponemos rumbo a Rodhes, estoy un poco triste por que esta es la ultima navegación, pero contento por que la vamos a hacer a vela, nada mas asomar por la bocana nos recibe el viento que debería estar, cosa que no sucede casi nunca, Javi mete las orejas de burro, yo me resisto solo con el Genova, Javi me sacando un trecho, hasta que yo también me veo forzado a sacar la mayor, y meterla a orejas de burro, conecto el piloto en modo viento, y el barco va mas rápido, Javi me sigue sacando un trecho, ni le alcanzo ni se va, el viento sube un poco, y navegamos a mas de 6 nudos, al dejar Turquía por Babor, Javi vira enseguida metiendo rumbo directo a Mandraki, yo sigo con las orejas de burro un par de millas mas pensando en pillar el terral o Embat que se supone debería tener esta isla, el caso es que pudimos virar hacia Mandraki con viento, alcanzamos a Javi que finalmente tuvo que llegar a motor, nosotros pudimos hacerlo a vela, estoy contento de que por una vez y sin que sirva de precedente, con vientos portantes, inestables y variables nuestro barco a funcionado muy bien.


Llegamos y atracamos sin mucho follón, nos toca hacer amarras, por que aquí no hay muertos, tu atracas con tu ancla, y luego si quieres amarras al muerto debes comprarlas y llamar al buzo para que te las ponga, y eso es lo que hemos hecho hoy, preparar todo. ir a comprar todo, para que mañana quedemos perfectamente amarrados.


Esta va a ser la ultima entrada al blog, dado que la vida de invierno no tiene mucho que contar, tengo que hacer algunos bricos, hare una única entrada que iré actualizando.


Puedes seguirnos en Youtube, pinchando aquí.


En entradas anteriores....





















No hay comentarios:

Publicar un comentario