viernes, 25 de marzo de 2016

Motivaciones




Si bien todas estas entradas las iré subiendo al blog en algún momento, no quiero desvirtuar el tema cambiándoles  las fechas para que cuadren mejor en la cabeza de la persona que lo lea,  la idea es reflejar exactamente como se van sucediendo los acontecimientos, los logros, las pequeñas metas diarias, lo que nos a costado a nosotros conseguirlo. Estos escritos nacen con la idea de que sean reeleidos por nosotros dentro de algunos años o de muchos, no quiero que se me olvide como fue o como lo viví, estas lineas quizás nunca suban al blog ni formen parte de ningún libro, es un verdadero recordatorio personal. Muchos son los libros o blogs  que comienzan el mismo día del zarpe, algunos algo antes con la adquisición del barco o la puesta a punto... me viene a la cabeza automáticamente el ALEA, con la aventura de buscarlo por media Europa y encontrarlo al lado de casa, o la de COCUA, cuando encontró al ARCHIBALD....o el mismísimo TIN TIN, que Isabel y Guillermo encontraron aquí al lado de casa...



Pero nada sabemos de las motivaciones personales, de como se llega al punto de decidir que pasaremos unos años de nuestras vidas navegando, ¿ que pasa unos años antes?  Como se preparan las personas, los barcos ya sabemos como se hace pero cual es el camino que lleva a cada uno de nosotros a decidir tal cosa, no son unas vacaciones de las cuales volveremos en unos pocos días. Y todo seguirá igual.. las personas que dejamos en tierra, familia, amigos  y por ultimo los conocidos no serán los mismo a nuestra vuelta si hay vuelta, pero nosotros tampoco seremos los mismos esa sea quizás la diferencia, es como si los que se quedan, se quedan atrás y nosotros vamos al futuro, evolucionamos y los demás no, seguro que no es cierto ya que los que se quedan piensan  que estamos locos o que necesidad tenemos y si nuestras vidas se vuelven a cruzar ¿ la distancia sera insalvable? Poco me importa,  seguro que todos tienen su razón, los que se quedan para quedarse y los que se van para irse, al final casi nadie se arrepiente de irse, con eso me quedo.

Navidad, navidad...




Me veo con ganas de escribir a sabiendas que como aun casi nadie sabe de la existencia de este blog, lo hago con la libertad de pensar que nadie lo lee...

No tarde demasiado en decidir que quería hacer esto, tampoco demasiado en venderle la idea a Marie, pero he tardado 20 años en armarme  del valor, aprender y reunir las condiciones que lo permitan, con esto quiero explicar que los sueños pueden y deben ser ambiciosos, no fáciles de conseguir, pero al final alcanzables, cuidado con lo que sueñas y deseas, si se lucha por ello con ahínco a veces y solo a veces se consigue. Nuestro camino en


concreto no a sido fácil, nuestros allegados más cercanos y familiares lo saben, saben del sacrificio sobre el cual no me extenderé aquí, no a sido ni mas ni menos que el de cualquiera que lo haya echo antes, no sirva esto para desanimar a nadie, simplemente es una reflexión sobre lo que ante el mismo reto, unos andarán unos metros más que otros para subir la misma cima. Seguimos escalando los metros, paso a paso lentamente, vamos arrastrando las suelas, encaminadas a un objetivo un punto en el horizonte que nos levara a soltar nuestras amarras. Este mes hemos dado otro pasito, que nos desvincula de nuestra vida terrestre, segura y confortable y nos acerca a otra incierta, poco previsible y muchas veces incomoda, pero libre, ya llegamos libertad, ya llegamos, espéranos un poco más.