domingo, 15 de julio de 2018

Patras en el Golfo de Patras.



22 de Junio de 2018

Salimos de Mesolongui con una previsión regular, andamos a motor esperando qeu no se cumpliera, pero a dos horas de Patras el viento empieza a arreciar y se pone entre 20 y 25 nudos, no nos contestan por email en el pequeño puerto y nos vamos acercando a vela mientras contactamos por teléfono, llegamos a la bocana y nos indican por teléfono ya que la emisora la tienen de adorno, que esperemos 2 horas a que vengan para ayudarnos a atracar, todo es muy confuso por que nos mandan al puerto comercial donde hay algún velero y algún yate, 4 en total, pero me parece tan extraño que solo me atrevo a entrar y dar una vuelta, en la marina de recreo no me atrevo a entrar con este viento por si no puedo dar la vuelta para salir, el viento sigue subiendo y el puerto abriga poco, de modo que cojo y me meto por la banda en un trozo que veo vació, comemos y al rato llega el marinero que no nos hace ni caso, se limita a pasar con su moto, ayudando a amarrar veleros que llegan al lado nuestra, cuando ya casi no quedan sitios decidimos hablar con el, para recordarle que estamos esperando desde hace 3 horas, nos dice que nos pongamos en un sitio, sigue habiendo viento, algo menos quizás, intento amarrar de popa pero no es posible así que voy de proa, toda va bien hasta que no cogemos el muerto con rapidez y el barco empieza a golpear un Bavaria de dos jubilados ingleses que no se inmutan mucho, nos cuesta horrores llevar el barco a su sitio con la ayuda de vecinos y demás, unos golpes mas en proa y lo dejamos amarrados, estamos en Patras y seguimos a flote.


 El Marie atracado en Patras.






La ciudad de Patras es la tercera en importancia de Grecia, es un shock, desembarcar aquí después de haber estado en Petalas, ya no recuerdo la ultima vez que estuvimos en una ciudad y ahora recuerdo por que no las visitamos, muchísima calor, muchísima gente, coches, motos, ruido... creo que ya estamos con el chip de movernos mejor en sitios pequeños, confortables, pero tenemos un par de cosas que comprar como una tapa para un objetivo que perdí, una linterna submarina,  ver un poco de civilización no esta mal pero muy de vez en cuando.



Cada vez me gustan mas los Frapes griegos.

 Paseando por la ciudad, en una tienda de motos, veo que el motor que usa nuestra moto se puede cambiar entero, según que avería tenga se cambia entero, este motor hay muchas marcas de motos que los usan, son muy comunes y de varias cilindrada.



 Marie visita el castillo, arriba de la ciudad, yo aprovecho para hacer alguna reparación abordo.


 Panorámica de Patras desde el castillo.













Sañimos de Patras con rumbo a una pequeña isla que se llama Trizonia, con un puerto abandonado y un fondeo, para llegar debemos pasar por debajo del puente de Patras, comunicar por el canal 14 de VHF en Ingles de lo que se encarga Marie y no tenemos ningún problema, nos autorizan el paso, un pilar a la derecha, tres a la izquierda.



 En Patras conocimos a la tripulación del Troy I, sus tripulantes, Juan, Maite, Felix y Rose Marie, unas personas encantadoras como todos nuestros paisanos del norte, pasamos unos días estupendos, decidimos visitar Delfos juntos, así que allá vamos, esta foto del Marie a toda vela cortesía del Troi I


 Reconozco que acojona un pelin, parece que has de dejar alguna de las antenas.


Miss Regina, acabando de pasar el puente.

Otra vista del puente desde El Marie

Nada mas pasar el puente nos encontramos un barco varado, lo que nos recuerda que no podemos despistarnos ni un momento, bajos, arrecifes, barcos hundidos y cartas mal señalizadas, boyas que están y no salen y otras que salen y no están...mil ojos y a este no le bastaron.




sábado, 7 de julio de 2018

Petalas y Mesolongi





10 de Junio de 2018

Petalas es un fondeo extraordinario, grandisimo, con fondo de arena de 5 metros donde no hay absolutamente nada.

Llegamos prácticamente lloviendo y nos regalo este espectáculo.


 Al fondeo de Mesolonui se accede por un estrecho canal de tres millas, es una bahía cerrada, protegida de todos lo vientos con una marina abandonada en la que no se puede amarrar, el pueblo no es turístico.



 En la entrada por el canal, este pelícano nos hace un despegue digno de un Antonov.



La entrada por el canal, tiene casas mas o menos terminadas, unas mas abandonadas que otras, con embarcaderos para sus barcas de pesca.







 Una de las luces de Estribor.




La riqueza principal dela zona es la sal, la segunda salina mas grande de Grecia se encuentra aquí.





 Entrada al jardín de los héroes, la principal batalla por la independencia de Grecia tuvo lugar aquí y este jardín es un recordatorio a ellos.


 Lord Byron, fue murió aquí y aquí sigue.




Nos vamos al yacimiento de Pleurona, estuvimos solos y ni el taxista sabia donde estaba, lo tuvo que preguntar, parece mentira que sea tan poco conocido.





 Las vistas de las salinas desde Pleurona, son gigantescas.



 Vistas de mesolongui desde Pleurona.








El teatro.

 Deposito de agua del pueblo, muy bien conservado.



 Piscina.


Las termas no pueden faltar.

 Calles y escaleras empedradas.