sábado, 21 de septiembre de 2019

Anafi y el rescate del Surwaya un barco perdido en la noche




2 de Agosto de 2109.

Llegamos a Anafi, y fondeamos frente al puerto, el fondo es buenísimo, 5 metros de arena, pero muy abierto, el barco se mueve muchísimo, entra una ola de esa largas y con la medida justa para bambolear el barco muy bien, ademas hace 5 semanas que no repostamos agua, nos quedan 300 litros que van en la quilla, faltan 600 que al estar tan abajo ayudan mucho a la estabilidad, tanto en fondeo como en navegación, el agua esta limpia y fría, se ven los fondos a 6 metros estupendamente. a ultima hora de la tarde llega un barco de acero verde, con aspecto de transmundista.




Después de descansar un día, decidimos bajar el dingui y visitar la Chora, ( El pueblo ) de Anafi, que solo hay uno en la isla, pasamos a buscar a Monica y Javi, y desembarcamos en un puerto, que tiene alguna vivienda y una taberna, la primera impresión es buena, no hay turistas, el ambiente es despreocupado en general, se intuye la relajación en el desorden ordenado de las cosas, como señales de trafico, papeleras, escombros, decoraciones, colores de las casitas que son como cajas de zapatos, 3x3 metros de 2 alturas, abajo el coche arriba una cama, damos los primeros pasos por el paseo del puerto que esta en obra, 2 dragas, 2 remolcadores, Grúa enorme y una especie de muelle a medio construir, que no vemos claro como acabara ni hasta donde llegara, pensamos que al estar cerrado el muelle por obras, esta isla esta incomunicada.









Vamos hacia la Chora que como siempre se encuentra arriba de una montaña después de un paseo de 20 minutos, llegamos y nos reciben un par de tabernas o tres, las tabernas son de buen tamaño con entre 10 y 30 mesas, me pongo en guardia, tanta Taberna para que? nos cruzamos con los primeros turistas, a medida que vamos entrando en el pueblo va decreciendo nuestra ilusión por ver algo sin turismo, aun así, la chora mantiene ese aire Jipi del puerto, todos lo son, de echo no hay turistas al uso, de los de siempre, esto se debe a que aquí se permite el Free Camping, las playas están llenas de tiendas de campaña en su mayoría estudiantes Griegos que vienen de vacaciones aquí, de modo que hay mucho joven sin recursos, estudiantes que se lo montan así estupendamente.









Terminamos el paseo y volvemos a los barcos, de noche, por el camino que subimos hace dos horas, nos cruzamos con una pareja en la que ella va hablando ingles con el chico, le digo a Marie, esta chica es Española, seguimos bajando, ya es noche cerrada sin luna,  mientras vemos una película me asomo y veo que el barco verde se a movido esta mas atrás, pero no doy importancia, esta apagado, supongo que todos duermen y les sonara la alarma de garreo, imprescindible en fondeos abiertos y con bastante viento y ola lateral, vuelvo a mirar al rato y me parece que esta en el mismo sitio, aunque no lo estaba...


Lo que viene a continuación es el relato de los hechos desde el Miss Regina, escrito por Javi su capitán...



Estamos fondeados la Petite Marie y Regina solos en Anafi, una pequeña isla al Este de Santorini. Al día siguiente a nuestra llegada todavía no hemos pisado tierra, pero esa tarde Marie y Marcos botan su auxiliar y nos pasan a recoger, la nuestra todavía sigue en los pescantes. Ha llegado un barco verde de acero que larga el hierro entre ambos.


Nos encontramos un pueblo minúsculo al lado del puerto, a primera vista parece uno de esos lugares de los que ya quedan pocos, a los que llega muy poca gente. ¡Nos encanta!

El pueblo de la parte alta de la montaña es mas grande y ascendemos por un camino que nos lleva directos hacia él, tardamos unos 20 minutos en llegar, la vista del fondeo es realmemte espectacular. Pensamos que tal vez haya alguien mas arriba, pero nuestra sorpresa y desencanto son mayúsculos cuando nos encontramos sus calles plagadas de tabernas y turistas, aunque en este caso son sobre todo "modernos hippies", si se puede calificar así, mochileros, rastas, flores..., después pudimos ver que a la isla llegan varios ferrys enormes.


Recorremos sus calles y al atardecer estamos en lo mas alto, en la plaza. ¡Increíbles vistas de la vecina isla de Santorini!

Regresamos al barco ya de noche. Seguimos estando los tres barcos fondeados, pero me parece que el barco verde de nuestros vecinos ha garreado un poco y está algo mas atrás, no tiene puesta la luz de fondeo. Nos preparamos la cena y vemos la tele un rato, como en una hora y media nos metemos en la cama.

Al cabo de un rato Mónica me despierta y me dice que hay alguien llamando, me levanto y salgo a la bañera, son dos chicos con un niño pequeño en un kayak, me dicen que su barco no está y que si lo hemos visto. Comenzamos a hablar con ellos en inglés y les explicamos que parecía que había garreado un poco cuando llegamos nosotros, Carlos, el chico de la canoa nos pregunta si somos españoles, ¡vaya!, ¿sois españoles?, solo yo, me contesta Carlos. Seguimos mirando para ver si conseguimos ver donde puede estar el barco, la noche sin luna, como "boca de lobo". Le digo que suban a bordo, que vamos a buscarlo.

Hay mas de 20 nudos y una buena ola, recogemos el fondeo y salimos rumbo sur, ponemos el foco grande de búsqueda en la bañera y llamamos a los chicos de la Petite Marie para alertarles sobre nuestras intenciones. Al cabo de poco tiempo recibimos la llamada de Marcos por VHF diciéndonos que tiene al resto de la tripulación del barco perdido a bordo y que se une también a la operación de búsqueda.


Llevamos ya un rato pero no damos con el velero, es difícil, no se ve nada, Carlos me sugiere que vayamos algo mas hacia el Este, ya que ahora está soplando fuerte con componente Oeste. Cambiamos rumbo. Mientras tanto Julia esta en la proa y Mónica en una banda, agudizando la vista...., el chaval se mete en la cabina y se queda dormido.
Hay un pequeño islote justo hacia nuestro nuevo rumbo, como el barco haya ido en esa dirección "estamos apañaos", tal vez esté varado en el islote.
Recibo una llamada de Marcos y me dice que conecte el radar, que tal vez de ese modo podamos dar con él, ¡mierda, como no se me ha ocurrido antes!, ¡además el barco es de acero!, debería darnos un eco potente si no está demasiado lejos. No veo nada claro en el radar, hay mucho mar. Marcos me localiza en el AIS y conecta también su radar aunque de momento no tenemos un objetivo claro.

Sigue pasando el tiempo..., y seguimos sin objetivo, yo estoy a la rueda, las chicas en cubierta poniéndose perdidas con los rociones, Carlos en la cabina muy atento al radar por si surgiera algún objetivo..., sigue pasando el tiempo...

Mi idea es rodear el islote dejándolo por estribor, espero que tengamos suerte...

De repente Marcos me llama y me dice que tiene un posible objetivo en nuestra proa, casi simultáneamente me llama Carlos y me insta a comprobar un posible objetivo en el radar. ¡Joder, sí, allí está, es un eco bastante claro a 2 millas de nuestra posición. Ahora nosotros llevamos rumbo Este y nos encontramos entre la isla de Anafi y el pequeño islote. Ponemos rumbo directo al objetivo..., Marcos me guía desde su barco contrastando nuestra posición en el AIS y su radar y Carlos desde la cabina con nuestro radar.



El track de la operación rescate

[Imagen: image.jpg]




A continuación el relato desde el Petite, Marie.



Mientras veíamos una película, al asomarme por la ventana, veo que el barco verde a garreado un poco, no tiene luz de fondeo, al rato miro y veo que esta en el mismo sitio o eso me parece, intuyo que todos duermen y les saltara alguna alarma, tenemos rachas quizás de 30 nudos...

Durmiendo como un tronco, me despierto oyendo, cuidado, cuidado! Veo luces de linternas en cubierta... Después de la ultima vez que oí algo parecido, que fueron los rusos abordandonos, me temí lo peor, salgo sobresaltado gritando que pasa que pasa!!? Veo un inofensivo dingui, que no me puede undir por muy rápido que venga, pero sigo dormido aunque de pie... Veo que Regina no esta, mientras intento saber que a pasado.




Subimos a la pareja a bordo, charlamos unos minutos y decidimos salir a buscar también, las posibilidades, son nulas, un desvío en nuestro rumbo de unos grados a 3 o 5 millas de distancia pueden ser muchísimos metros, incluso podríamos pasar a 100 metros de el y no verlo. Yo confío todo a la electrónica, a ojo no me parece posible, paso unos minutos ajustado el radar mientras gobierno el barco, ola formada y viento de mas... Un poco de ganancia por aquí, un filtro de ola y lluvia por allá, y me quedan claros 3 objetivos, indico a Javi el mas probable mientras nosotros vamos al otro, el objetivo de Javi navega a 2 nudos, con una delta y 20 metros de cadena a la pendura, Javi va a 1,5 nudos, le informo de que su objetivo va mas rápido que el, nunca lo cojera, nosotros tampoco ya que estamos 2 millas atrás, pero acelerar y chocar con el por que no lo ves también es muy arriesgado, siguiendo el objetivo, al ver que se mueve, estamos casi seguros de que es el barco que buscamos el Surwaya, un acero de 12 metros, sin luz, sin Ais, sin Boattrack...


En el blog, cuando suba la entrada dentro de un mes... Dare mas datos, me extenderé algo mas, sobre como viven, a que se dedican, quienes son y por que les a pasado esto.

Le digo a Javi, que va muy rápido, lo tiene delante, y desde mi radar parece que lo va a abordar a 5 nudos... Me contesta que ya lo tienen a la vista y que van a empezar la maniobra con el kayak que Javi a comentado.


También quiero decir que por la tarde Javi me comenta que debe alinear su motor de nuevo, que tiembla como nunca, con peligro de romper cosas como sinenbloks o peor aun, agrandar las trocolas, o desplazar esa bocina milagrosa que aun no comprendo como puede funcionar, habíamos quedado que la mañana siguiente intentaríamos alinearlo por que así no podía navegar, Javi no tardo un segundo en levantar el fondeo y salir en ayuda de quien lo necesitaba aun sabiendo el estado de su alineamiento y de que podía agravar su avería.





Julia, Carlos, Ana y Cristian, el nombre del pequeño no lo recuerdo, Ana nos cuenta en el rato de angustia, desesperación a requerimiento nuestro para distender un poco la atmosfera tensa qeu supone la situacion, nos dice que forma parte de un proyecto que se llama el circo a vela, son tres barcos, el Surwaya, el Utopia, que vimos en Zakintos el año pasado y otro que vimos en Chania en Creta hace pocas semanas, de manera que nos hemos cruzado con ellos, parado a admirar sus barcos esta foto abajo a la Izquierda es el Utopia, del qeu recuerdo sus monociclos en cubierta y otras herramientas de estos acrobatas.






Ayer se fueron a Santorini, no sin antes pasar por nuestro barco a invitarnos a tomar algo antes de zarpar, en la conversación, nos cuentan que Julia adquirió el barco hace un año, tras una corazonada, antes viajaban en caravana, es año lo han pasado en Creta, sin navegar, es la primera vez que salen con el barco. Ana y Carlos son españoles, Julia es Francesa, y Cristian ingles, todos hablan Griego fluido, llevan años por aquí, están aprendiendo a navegar, se que leerán esto y seguramente no les gustara, pero a este barco no le auguro un largo futuro, por mantenimiento, presupuesto y conocimientos a partes iguales, ojala me equivoque y en unos años nos reencontremos en el caribe que es el rumbo que el barco llevara.









Las chicas hoy se fueron de excursión al monasterio y a la capilla en lo alto de una montaña, los chicos nos hemos quedado a bordo a nuestras labores, ya que de solo ver la montaña, el sol, la lejanía, la altitud, la temperatura, las cuestas, el sol, la luz, el sol, la calor, etc etc, nos da flojera, nos quedamos de guardia, cuando vuelven después de caminar 5 horas, nos damos cuenta que hemos acertado, yo al menos, yo he aprovechando para rascar la parte de abajo de la quilla que en nuestro barco debe medir 2 metros cuadrados, en casco en general esta perfecto para llevar en el agua desde Marzo unos 5 meses, algo menos, la ultima patente funciona de miedo, creo que la repetiremos, la parte de abajo de la quilla, esta vez me la dejaron tan baja que cabía la lijadora, no me di cuenta entre otras cosas por que era de noche cuando lo sacaron, ademas le metieron unos tocones bastante gordos, total que no pude trabajar nada mas que el ultimo día antes de ir al agua, y quedo de pena, dos horas en el agua y la deje bastante bien, ya empezaba a llevar algún que otro arbusto, la elice también perfecta, he pensado en no ponerle nada, quizás barnizarla sin nada mas, por que veo la de los pesqueros, perfectamente pulidas y no las pintan, probare así el año próximo.









Zarpamos de Anafi, mientras le damos vuelta a la isla con rumbo a Amorgos, nuestro próximo destino vemos que en Anafi no hay arboles, debido al viento que es fuerte y constante, siempre de Norte, siempre Meltemi, es como un tripulante novato que no puedes perder de vista ni un solo minuto o te la puede liar parda.












No hay comentarios:

Publicar un comentario