miércoles, 26 de septiembre de 2018

Video Tempestad



del 22 al 28 de Septiembre de 2018.


Aquí nos encontramos, encerrados, como tantos otros que viven en sus barcos, con los típicos tirones de las amarras y sus muelles, con vientos de 50 nudos, la vida se hace difícil, no bajamos a tierra, el polvo que se levanta del suelo y los rociones hacen que ni nos asomemos fuera,
no se como seria navegando, un horror que espero no saber, el barco en su amarre totalmente tumbado, pues el viento le golpea de costado, drizas, cabos, escotas deben ser sujetadas cada pocas horas o empiezan a golpear con algo, afortunadamente el barco esta bien acondicionado para la vida de invierno abordo pero aun así es incomodo, los rociones suben por cubierta como si fuéramos ciñendo a rabiar, pero con velocidad cero, la capa de sal que tenemos por todo el barco es considerable, no hemos tenido el barco con tanta sal navegando todo el verano.