martes, 25 de septiembre de 2018

Cala Estefanos, Isla Vido, frente a Kerkira


1 de Septiembre de 2018

Nos vamos de Albania, después de fondear en una cala de Albania donde las motos de agua y el viento no nos dejaban tranquilos, decidimos volver a Grecia, hogar dulce hogar, nada más tirar el hierro me invade una paz, una tranquilidad que hacía días perdí en Albania  entre unas cosas y otras… fondeamos en la cala Stefanos, que está situada en el Noreste de kerkira, ( Corfu ) se mete bastante al fondo, no es uy ancha, al fondo un pequeño puertecito en el que nuestro barco no entra, es bello este lugar, no hay muchos barcos, tenedero de arena algo profundo, aprovecho para actualizar el blog en una taberna con wifi y dos cervezas nos cascan 7 euros, entiendo que han de hacer su agosto y que han de poner unos precios para el turista que viene 10 días o 15 a lo sumo y no le importa demasiado un euro arriba o abajo, pero a nosotros si nos importa, la solución es no ir a estos sitios, pero es que no hay otros, son lentejas.











se observan los mástiles del velero mas grande jamas construido, sobresalen por encima de la fortaleza de Corfu, es el A.







Después de un par de días en esta calita en la que vinimos a refugiarnos de un viento Norte, decidimos visitar la isla Vido, un pequeño pedrusco que hay justo frente a Kerkira, se diría que no tiene importancia ninguna y que a simple vista no hay nada, pero no es así, los fondeos son malos, el más resguardado en poco metros se hace muy profundo lo que lo hace poco aconsejable para la noche, y el otro con mejor tenedero y profundidad optimas, está muy expuesto, osea que está en medio del mar, pero como tenemos una previsión estupenda nos quedamos dos días, al desembarcar, nos recibe una señora que se está bañando y nos dice que eso es un campamento de Boys Scouts, no sabía que eso aún existía y menos que tuvieran semejante campamento en Grecia, es enorme.






 la casa del que mandaba por aquí, puerta abierta para dentro vamos.



 Barriles de Ron y remos de galeones.



Fosa para meter los cadáveres de los que morían, otros los tiraban al agua, leer la historia no me lo invento.

Caminando un poco en seguida vemos  que está llena la isla de animales, conejos, perdices y otras aves campan a sus anchas sin ningún tipo de miedo, está claro que los Scouts no les dan caza… suerte tienen que no estamos solos aquí, porque Javi y yo de seguro nos las ingeniamos para comer un conejo encebollado sin remordimientos o dos si aprieta el hambre, parece que se pueden coger con las manos, las ratas también campan a sus anchas, una nos acecho en el camino de vuelta era de buen tamaño, 30 o 40 cmts rabo incluido, con unas pedradas poco certeras pero que levantaron metralla cerca suya, se equivocó de dirección  en su huida y vino a  nuestro encuentro con gran asombro nuestro así que por unos metros corrimos delante de ella, luego se paró y aprovechamos para lanzarle más proyectiles para indicarle el camino de la huida correcto, el camino hasta el Dingui fue largo y siempre pensando en la rata y si tendría mucha familia…









Aun con la última luz de la tarde, llegamos a una especie de cuartel, o campamento de verano o colegio, abandonado,  que podría albergar 1000 personas, muchos edificios, con camas, comedor, cocinas, salones, todos los edificios rodeando un par de patios centrales, esta construcción nos es antigua es vieja, puede tener 30 quizás 50 años, aunque  podrían estar en uso fácilmente, sus calles, alumbradas por la noche no dan la sensación  de abandono que tienen, la limpieza y el orden se ven, claramente la gente que visita la isla, son cuidadosos, somos cuidadosos, paseando llegamos a lo que parce la casa del jefe, del que mandaba en todo esto, a la que vemos una puerta abierta ya estamos dentro, con nuestras linternas, está muy destruida pero eso no nos detiene, otra rata se oye correr al oír nuestra presencia, lo más interesante está en el sótano, nos arrastramos por un hueco y agachados conseguimos entrar, no se ve un carajo y el peligro de cortarte o clavarte algo en un pie es real, hace calor, huele regular, pero las ganas de ver que hay nos pueden, unas fotos a continuación.








La prisión,  esta isla fue un acuartelamiento Ingles y cuando les obligaron a dejarlo por lo visto lo volaron todo, todo menos la prisión, este muro, con estas puertas, con un agujero por donde apenas entraba la luz, debía hacer un calor y un frio del demonio, además de tener 3 metros cuadrados máximo, caer aquí arrestado o de por vida o mientras esperabas sentencia o muerte no debía ser divertido, ahora las prisiones solo son para privarte de libertad, antes era otra cosa.





Javi te suena este coche? le falta una matricula...