domingo, 17 de diciembre de 2017

Descubriendo Puglia, Bari.






5 de Noviembre de 2017 


Aprovechando que Alan y Marie Jeane, nos dejaron su coche en custodia mientras trasladaban su barco, ANACONDA, a Corfu donde tuvieron una travesía de infarto que contare mas adelante. Nos pidieron que se lo lleváramos a Bari, donde ellos llegaban en barco de linea, de allí partirían a Francia para pasar el invierno, nos encontraremos de nuevo en abril en Corfu. Son dos personas realmente especiales, 30 años viajando en barco, son hippies, de los de antes, con 20 años se iban con su dos caballos por todas partes y comentan que ahora seria imposible, la libertad era mucho mayor antes.





 Ubicada en una fértil llanura costera, con vistas al mar Adriático, se encuentra Bari , la capital de la región de Puglia y un importante puerto turístico y comercial.







 

Detrás de él yace el paisaje de Murge Highland , donde el tiempo parece haberse detenido. Los paisajes sin bordes muestran un territorio accidentado con rocas, espadas y tumbas que interrumpen la continuidad. Grandes espacios que el hombre, a lo largo de los siglos, se ha adaptado a sus necesidades, explotando los lechos de los ríos ahora secos para el cultivo. Las aceitunas , las almendras y los viñedos a veces hormiguean en las vastas extensiones de la meseta, donde las antiguas granjas a menudo están fortificadas, que además de ser granjas en el pasado también tenían una función defensiva.





 La cosa iba asi, Alan y Marie Jeane hablaban con Marie en Frances, Alan y yo en Italiano.





 A lo largo del perímetro de la parte antigua, se encuentra el majestuoso castillo construido por Federico II de Suabia, con un gran patio interior, hoy un lugar de eventos y eventos. Un maravilloso ejemplo de arquitectura románica de Apulia es la gran Basílica de San Nicolás , que alberga las ruinas del famoso santo. La fachada sobria y luminosa, revestida con dos torres de diferente forma y altura, tiene tres portales desde los que se puede acceder a los pasillos internos, guardianes de importantes obras de arte.





 Aquí, mientras dábamos cuenta de Penne con Peshe y pomodori, me contaba Alan que al llegar a Corfu en la noche, una turbonada terrible les arranco el Genova que llevaban desplegado, el motor no arranco por una batería defectuosa y el viento los llevo a embarrancar en el brazo de muelle, contra las rocas de la bocana, llamaron a la marina de Corfu, para pedir remolque, quien les dijo que no podían salir a por el por que era domingo y no había nadie que pudiera coger la gomona, el puerto llamo a la Costeira,  quien a su vez llamo a otro para que le dieran remolque, a todo eso el ANACONDA, golpeando contra las rocas, unas 6 horas, mientras ellos por sus medios y las ayuda de otra pareja de navegantes que conocimos aquí en Crotone.


 Fue imposible sacarlo por sus medios y cuando llego el remolque los daños eran importantes pero no graves, ( Un plástico habría muerto ) una vez el ANACONDA a salvo en puerto, se los llevaron detenidos, si detenidos, en coches patrulla diferentes a la comisaria, donde los interrogaron por separado durante horas, hasta que por la noche al ver que coincidían las versiones los soltaron, esto no acaba aquí, la guardia costeira ahora debe emitir un informe satisfactorio que no tarda menos de seis meses para autorizar al puerto para ponerlo en el agua. Cuando le he preguntado que papeles le pidieron y que ley va a regir para la autorización me dijo que no lo sabe, que pregunto a la guardia y que tampoco lo sabían... 



La guardia costeira, le pedia la licencia, el titulo y Alan les dijo que en Francia no existe eso, toda esta conversación a través de un interprete que la costeira trajo, le quisieron cobrar el rescate, a lo que Alan dijo que no pagaba nada y que se lo pidieran al seguro, cosa que no les gusto demasiado a la empresa del remolque, de modo que así esta la cosa, no sabe, que ley si la Francesa o la Griega se impondrá para el informe, ni que contiene, ni quien la hará, al preguntar quien es Grecia para autorizar o no la navegación de un barco Francés por aguas Europeas, no supieron responder y como el me dijo ya querían que se fuera de allí. Seguiremos el caso, a ver que pasa, pero mejor que no os pase nada en Grecia y en cualquier caso no es buena idea llamar al puerto, parece que lo peor fue llamar al puerto primero, pues la Costeira pensó que se intentaba esconder algo al llamar los del puerto directamente.