jueves, 7 de septiembre de 2017

Taormina - Roncella Ionica



31 de Agosto 2017


5.00 AM, salimos con nocturnidad y alevosía, noche boca de lobo, unas pocas luces dejamos por popa, la tripulación duerme nos esperan unas 14 horas por la proa, cruzamos el estrecho de Messina por la parte más ancha a motor, 7 nudos de viento de proa, tremendo amanecer plagados de rojos y morados que se reflejan en la mar, si la mar cuando muestra esta cara amable, rumbo 97º a capo espartivento donde viraremos para poner rumbo directo a porto Grazie en Roncella Iónica, llevamos a Miss Regina delante, lo vigila el AIS, el radar y el sentido común, ni un alma por la calle como dice “ El capi “ él sabe quién es.

 Los amaneceres en el mar en calma no dejan de sorprenderme.


 Al poco rato, suena la alarma, la comida esta en marcha.


 No sabemos lo que pesa pero lo izamos con una driza



 Trabajo terminado, no nos cabe nada en el congelador, y ademas tenemos la nevera rota.


Aunque no soy asiduo navegante de estos lares, no ver a nadie con nuestro rumbo ni con ningún otro, no sabes si eres tú que te has metido en dirección prohibida, debe ser tarde para ir a Grecia? Poco o nada debe importarnos si hay o no navegantes, los fondeos indican que sí, pero esto es tan inmenso, que las derrotas rara vez se cruzan en alta mar, no navegamos para ver a nadie, no buscamos la admiración ni el elogio de otros, navegamos como medio de transporte, para que en el breve espacio de tiempo que estaremos en el mundo, conocer cómo viven, como y donde vivieron los que nos precedieron, culturas extintas incomprensibles para nosotros, las miramos y especulamos sobre sus creencias, dioses, costumbres, los entendidos si pudieran mirar por un agujero estas culturas de las que tanto creen saber, quizás verían que ni tanto dios, ni tanta guerra.



 Javi, nos hace uno de sus estofados con uno de los trozos de atún, excelente.




 Marie no puede resistirse a subir a una bici libre para hacer Spining una horita de nada
 Vista desde el Castillo.


Navegar no es solo un medio de transporte, pudimos elegir otro, nadie nos obligó a ir en barco, navegar, adentrarte en la inmensidad del mar con un diminuto barco, separarte de costa conocida, llevar en tu cascaron, tu casa, tus pertenencias más preciadas, recuerdos, viejos y los nuevos que van subiendo abordo con cada desembarco es lo que queremos hacer ahora, mañana quién sabe?

El puerto de Grazie, tiene la peor bocana en la que he entrado, con ola de 2 metros entrando directa en la bocana, un banco de arena que se mueve, ninguna indicación por radio, muy comprometida, abortamos la primera entrada virando en redondo por la inseguridad que provocaba, al preguntarles de nuevo por las indicaciones para entrar obtuvimos un avanti por el centro del canalé, una vez entrados en la bocana, seguimos sin ver a nadie, continuamos por el canal principal, y cuando veo que me estoy adentrando donde ya no poder darme la vuelta con los 15 nudos de viento de popa y el estrecho canal, es cuando Marie ve a alguien que nos hace señas a lo primitivo, y vemos que hay finguers, hay que bajar las defensas a toda ostia  PERO POR QUE COJONES NO NOS GUIAN POR LA RADIO CUANDO NUESTROS MASTILES SE VEN DESDE HACE 3 MILLAS Y  NO NOS DICEN QUE HAY FINGUERS? La respuesta es fácil, son unos inútiles completos, no saben de barcos, ni de viento, ni de nada, son gorrillas náuticas, personal incompetente que cogen para el verano, camareros, albañiles, cualquiera sirve para coger un cabo y mover un brazo a modo de llamada. Les reprocho su falta de profesionalidad, por la radio, las nulas explicaciones, las llamadas nuestras  sin respuesta, que no avisaran de bajar defensas,  a lo que se encojen de hombros como diciendo a mí que me cuentas? Yo trabajo en el bar...sin duda la peor marinería que he encontrado hasta ahora, prefiero que no haya nadie a que solo queden inútiles complicando las cosas.

 Curioso medio de transporte. 


 Volvemos a encontrar las Pizzas de un metro en el bar del mismo puerto.


Por otro lado el puerto está bastante bien, finguers, estamos al otro lado del puerto por donde no pasa casi nadie y alejados del bar, salimos con las bicis con la intención de llegar hasta el pueblo pero Marie ve que hacen spinning en un chiringuito de playa y antes de darme cuenta ya está encima de una bici dando pedales sin andar ni un metro…


Podéis encontrar más información en el blog de Javi http://veleromissregina.blogspot.com.es/   y sobre la ciudad o pueblo en la pestaña “ De turista a viajera “ que edita Marie.

Convertir nevera domestica en nautica





Convertir una nevera domestica de 220 voltios en una que funcione en un barco, es simple, dejo dos esquemas eléctricos.



Uno algo mas simple para personas que no se quieran complicar mucho la instalación al que llamo Esquema simple, cuyo mecanismo principal es un conmutador bipolar de 10 amperios, este puede tener vario formatos, del tipo magnetofónico como los que tenemos en casa o rotatorio como los que hay en muchos cuadros eléctrico de maniobras.



Esquema simple de nevera y dos alimentaciones







El segundo esquema es algo mas elaborado pero también muy fácil, necesitaremos algo mas de material pero el funcionamiento esta mas optimizado pues el inverter estará apagado todo el tiempo que este parada la nevera, el asunto principal es  instalar un termostato adicional que gobernara la puesta en marcha del inverter a través de un relé o contactor del tipo molinete del ancla  o de otro tipo, funcionara dejando el termostato original de la nevera a muy baja temperatura osea en el numero mas elevado que tenga, que corresponde con la mínima temperatura, de este modo nos aseguramos que el termostato que mandara la nevera sera el que nosotros instalemos, cualquier electricista lo entenderá sin problemas, no tiene copiray ni nada podéis usarlo a voluntad, incluso mejorarlo.






Esquema avanzado de nevera con inverter




Espero que os sirva a ahorrar algo de dinero y que no os timen como a mi, el cabreo me a echo idearlo y compartirlo.