jueves, 20 de julio de 2017

De Carloforte a Cagliari casi..





La entrada en este puerto es muy recomendable, diría que prescindible, pero muy recomendable,  está muy cerca del pequeño pueblo, en 4 minutos estas en el centro, un paseo de primera línea donde están todos los negocios de prestigio... a los que no queremos ir. Pedimos precios por email unos días antes, contestaron el mismo día con la oferta la cual nos pareció bien, 50 euros 14 metros, 40 euros 12 metros, confirmamos un día con posibilidad de dos, a 3 millas fuera, Javi llama por el canal 9 y por el 11 según nos indican y solo oímos silencio, no hay nadie?  Volvemos a intentarlo unos minutos más tarde y nada... bueno pensamos que en la bocana ya si nos contestaran... a los dos minutos vemos salir un tipo en una gomona (como dicen aquí), como un misil estamos 1 milla fuera del puerto y no pensamos que era el marinero pero cuando toma rumbo de colisión con Javi vemos que si lo es, charlan unos segundos y el marinero sale disparado otra vez, Javi nos dice que era el marinero y que va a la bocana a esperarnos y que está al corriente de emails y llegada todo en español, bien pues, pasada esa milla Javi desaparece en la bocana y nosotros a 1/2 milla lo mismo, sale otra gomona pero esta vez con dos personas se acercan y nos dicen si queremos ir a puerto, le decimos que ya tenemos reserva con Marinatour picola Carloforte en el puerto piccola Carloforte, nos dice que ok que a la próxima vez les llamemos la verdad es que lo hicimos y eran caros el doble casi, el caso es que no estuvimos vivos, porque deberíamos haber negociado en ese momento un mejor precio pero primero no pensamos y segundo Javi ya estaba dentro, al tema, cuando llegamos a la bocana nos está esperando el marinero que nos hace seguirlo hasta cerca del pantalán que nos corresponde, una vez allí nos dice que el se vuelve a la bocana y nos deja con otro marinero que nos guía hasta el amarre en otra gomona,




                                   La cosa empieza así, Marie prepara las cosas que hay que ver.









                                                                     La dirección esta clara


 


                                                              La entrada al Puerto de Carloforte




                                                                       El de la Gomona



 nos indica el amarre hasta que le hacemos la señal de que lo vemos y se marcha, nos deja con otro marinero en tierra que ya está con las amarras en mano esperándonos, a sido alucinante el servicio de marinería y organización, jamás vi esto en mi tierra donde siempre faltan amarres por caros que los pongan, nos dan la bienvenida, pasamos a las oficinas, donde Marie y Javi negocian un mejor precio por los dos días y cerramos el asunto del amarre, la wifi no funcionaba, las duchas son buenas pero las cierran a las 21 horas. Llego un argentino, que no tenía el barco en este puerto, lo tenía fondeado cerca, con una bomba agua dulce de volvo en la mano, le explica al marinero que no sabe dónde ir, donde está el mecánico, recambios etc, el marinero coge la bomba, una bici y se va con ella, al dia siguiente el argentino nos dijo que el tipo llego con una bomba nueva... sin más comentarios, envidia es lo que me da este servicio. Seguramente se debe a que a esta islita no viene mucha gente y la competencia entre las dos marinas es brutal, y salen a cazar cual tiketeros de discoteca a cualquiera que pasa cerca de la bocana... bueno hasta 2 millas.






 Javi con su Miss Regina atracado en Carloforte




 Javi y Marie negociando precios, no se nos dio mal, están necesitados de clientes y eso se nota.


 Siempre amables y sonrientes.






 Curioso sistema de amarres, una linea de cadena y agarrate donde quieras.

 
 El bar de la marina elegante, no lo pisamos mas que para esta foto, pertenece al lado mas caro del puerto.


 Desembarcamos en la isla.


 Caen las primeras Ichnusas.



Entramos a puerto porque después de la apoteósica salida de Fornells, necesitaba cambiar las bombas de achique o mejor dicho añadir, modificar tubos electricidad, avisos, etc... el que se rompiera la conexión con el termo puede volver a pasar en el termo o en otro sitio y me tengo que enterar no de milagro y si por sistema, después de un par de birras ichnusa me dispongo a comprar las nuevas bombas y la tienda está cerrada... toca esperar, adelanto el tema eléctrico, paso nuevas líneas, para las bombas además de aviso acústico y luminoso si el agua pasa a la segunda sentina porque la primera ya lo tenía. Entre compras varias,  en varias tiendas, colector, cableado y otras modificaciones de seguridad solo estoy 9 horas dedicado a esto, metido en la sala de máquina... la próxima vez que entre en puerto espero no sacar las herramientas y más las bicicletas.


 Me choca ver que los balcones tienen como suelo una pieza de marmol.


 Nos vamos de cena...


 Como no, pasta, pasticcio a la Carlofortina, muy bueno.


Briefing en el Miss Regina, nos vamos mañana y hay que ver meteo, fondeo y demás, Javi tiene todo preparado me libera de trabajo, despliegue de medios, tablets, ordenadores...



Salimos temprano, temprano para nosotros.... las 9, Javi nos espera sabiendo que el viento  subirá y debemos aligerar, la visita a Carloforte, la visita turística la comenta Marie en su pestaña ( de turista a viajera ) soltamos amarras con 15 nudos en toda la nariz, rápidamente sacamos genova y Mesana, vamos entre 4 y 5 nudos, de aleta, perfecto, hasta las 13 que ya nos vamos acercando al punto donde  preveo que tendremos más viento, este no falta a su cita y allí estaba esperándonos, 20, 25, 28, 31, y en la punta C.O Teulada. a 1 milla de donde vamos rachas de 35 y alguna de 38, Javi llego a ver 401nudos, antes de llegar al cabo adelantándome a lo que pudiera pasar, recogí medio genova, ya que la velocidad que llevábamos cerca de 7 nudos con ola de aleta incomoda y esperaba brutales aceleradas de viento cerca del cabo y así fue, pasaba de 16 a 38 nudos en nada para volver a 24 con roles constantes, recogí todo y motor, 1700rpm y apenas remontamos a 3 nudos la milla que nos separa del fondeo, son las 21,35 cuando escribo esto y están soplando 30 nudos mantenidos, decían que por la noche aflojaría... de eso nada. Estamos en Porto Zafferano.


 Miss Regina, con trinqueta y media mayor para acomodar su velocidad a la nuestra.





 Javi posando para la revista Skipper.





El viento llegando a Taulada, zona militar donde nos indican que ya no se puede fondear, pensamos que es difícil que te pillen, en cualquier caso solo te invitan a que lo hagas en otro sitio.







 Debido al viento reinante, inventamos un sistema, nosotros le tiramos el aro salvavidas con su rabiza, el la caza con un cabo y tiramos de el.



Todo por que cuesta bastante a el solo subir y bajar el motor, perfeccionaremos este sistema por que por la noche, fue distinto, lo dejamos ir con la rabiza, pero superar los pocos metros que le faltaban hasta su barco fue una odisea, pensé que dormiría a bordo.


 Avistamiento de delfines, este nos regalo un salto.


Por la mañana después del pis matutino por la borda viene una patrullera militar y nos indica que  ahí no se puede fondear, la guía dice que sí y así se lo decimos, nos dice que no, que nunca, lo cierto es que la guía SEEK  también pone que a veces hacen maniobras, creemos que es el caso, era como raro que estuviéramos tan solos, en un abrigo tan grande ponemos motor, y con 25 nudos nos vamos a una cala justo antes del Porto Taulada. Al día siguiente vamos de excursión, Marie sabe de un yacimiento romano y nos vamos para allá, vamos los tres con el Dingui hasta el puerto porque es donde sale el autobús, nos ve el marinero nos dice en perfecto italiano, aquí se paga!!!! Y nos dimos la vuelta muy resueltos, al ver esto el marinero de nuevo, podéis dejarla donde los pescadores!!! Ok y alli se  quedó, luego resultó ser un tipo amable y hasta simpático, le explicamos que estábamos fondeados   cerca y que de puerto de 90 euros ni hablar.




 Cuando llegamos de vuelta nuestro dingi estaba lleno de agua y si no lo llegamos a amarrar a un arbusto no lo encontramos, perdimos el pasador de la altura, que no encontramos.




Mención especial para los navegantes, en esta zona los palangres y redes de pescadores son un caos, no siguen lógica alguna, ni marcas, ni banderas, simples botellas de agua, garrafas de cualquier color, la mayoría grises o azules para que no se las vea, hemos decidido no navegar de noche cerca de costa, es un peligro grave a la navegación. El chárter apenas existe, lo cual nos congratula ya que suelen ser embarcaciones conflictivas en sus maniobras o por su ruido y me refiero al chárter en masa de Baleares por ejemplo, donde campan a sus anchas tantas empresas como hoteles, hay límites para las camas pero no para la lista sexta. 



 Saltando vallas y arboles, accedimos a un camping, luego por el camino al puerto.


 Estos son los señores que lanzan a mansalva y n caulquier sitio y cantidad estas botellas sin marca ni matricula alguna, al principio pensabamos que eran palangres ilegales, pero no, son legales.


 Marina de Taulada.


 Y su bar....






    Ya hemos hablado en la Taberna del Puerto.com que si se puede o no sacar un barco que no pague el amarre, pero a nadie se le ocurrio sacar el barco con el pantalan a la vez.


                                           Nuestra afición favorita, saltar vallas, hasta Javi se esta aficionando,









Navegamos unas millas hasta  punta o cala piscinno, parece que la meteo, nos tendrá aquí un día     más... No hay problema, toda esta zona está muy virgen, ninguna población, ni casas, ni urbanizaciones, sí que llega gente a pasar su día en la playa con sombrillas y demás, los vemos desde aquí, pero nada de construir salvajemente y sin conocimiento, aguas siempre limpísimas, puedes ver peces  a 15metros  en el fondo sin problemas.






      Nos vamos a Nora cerca del pueblo de Pula, mas info en: de turista a viajera en esta misma pagina.












 Impresionante el poblado que cuenta con 2800 años aproximadamente.





 Estamos aqui, en pocos dias partiremos directos a Cagliari a conocer esta ciudad.


 Damos cuenta de esta imitación de pasta con el ultimo trozo de atún que aun quedaba.