martes, 2 de junio de 2015

...

Noto también que estoy preparándome mentalmente, cuando me acerco en mis paseos al acantilado cerca de casa en Cap Enderrocat a ver la mar, me acerco de día, por la tarde al ponerse el sol y también alguna noche, quizás miles de veces abre pasado unos minutos simplemente voy y me asomo, y la mente automáticamente se conecta con ese sueño, olvido todo lo que me preocupa, me relajo y solo pienso en como será el día que partamos, miro el horizonte, esa línea que no se distingue en la noche donde empieza el mar y donde el cielo, en una noche boca de lobo, miro y cuento los intervalos del faro de Cala Figuera, pienso en como será la ultima vez que pase por el dejándolo por estribor, mirándolo por ultima vez por ese lado, cuanto tiempo pasara hasta que lo vuelva a ver ?. Hará buen tiempo? Será de día o de noche?



Esta es mi costa, mi tierra, mi mar, lo conozco bien y no me importaría partir de noche es mas me gusta navegar de noche, me paso las guardias envuelto en una manta en la bañera, leyendo con mi frontal siempre que el tiempo lo permite, alargo mi guardia…